La tarta que el gran maestro Paco Torreblanca presentó para la boda del príncipe Felipe. Una receta muy difícil, para expertos, pero deliciosa si te atreves... un reto

Para la Crema de Chocolate 

300 g de leche 125 g de nata 65 g de azúcar 105 g de yema 350 g de chocolate negro (64%).

 

Para la Gianduja

330 g de chocolate con leche 140 g de avellana 140 g de azúcar glas 30 g de leche en polvo.

 

Para la Mousse de Gianduja

620 g de gianduja 475 g de nata líquida 6 hojas de gelatina 950 g de nata semimontada.

 

Para el Bizcocho de aceite de oliva 

1 huevo 50 g de azúcar 40 g de leche 45 g de aceite de oliva 50 g de harina floja 5 g de levadura 20 g almendra molida con piel, la ralladura de 1 limón, canela en polvo.


Gianduja Real

Autor: Paco Torreblanca
Dificulad: Para muy expertos

Esta receta está publicada en hola.com y es la que Paco Torreblanca creó para la boda del príncipe Felipe.
Es laboriosa pero no se trata de un postre cualquiera.

Preparación:

Para la Crema de Chocolate 

Elaboración: 

Hervir la leche y la nata en un cazo. En otro recipiente, mezclar la mitad del azúcar con las yemas. Verter con cuidado una parte de la leche caliente a la mezcla. Incorporar el resto de la leche poco a poco. Cocer a 85 ºC, pasar por el colador y añadir el chocolate picado. Mezclar con cuidado para que no salgan burbujas. Hacer bolitas con esta crema y meter en el congelador hasta el montaje final.

Para la Gianduja

Elaboración:
Mezclar la avellana, el azúcar glas y la leche en polvo y meter en el robot de cocina. Triturar hasta que se haga una pasta. Picar y fundir el chocolate en el microondas. Mezclar con la pasta obtenida


Para la Mousse de Gianduja

Elaboración: 

Hervir la nata y añadir las hojas de gelatina remojadas y escurridas. Verter la nata caliente sobre la gianduja y el praliné y mezclar con un batidor. Cuando la mezcla esté a 30 centígrados, añadir la nata semimontada y mezclar lentamente.


Para el Bizcocho de aceite de oliva 

Elaboración: 

Montar el huevo con el azúcar y una pizca de ralladura en la batidora. Incorporar el aceite poco a poco. Agregar la leche. Tamizar la harina, la levadura, la almendra y la canela encima de un cuenco. Mezclar esto con la base anterior con mucho cuidado para que no baje la mezcla. Hornear a 210 ºC durante 8-10 minutos (tiempo y temperatura dependen del grosor).


Para las almendras caramelizadas

Cortar las almendras en trocitos y tostarlas en una sartén. Poner el azúcar en otra sartén a fuego medio para que se caramelice, y cuando alcance un color rubio, echar las almendras aún calientes. Usar una espátula para mezclarlo bien todo. Echar la mantequilla en la sartén e ir sacando las almendras, separándolas con mucho cuidado.


Montaje final

Llenar hasta la mitad un molde de silicona con la mousse de chocolate con avellanas. Congelar y rellenar con la crema de chocolate y terminar con la almendra caramelizada y la mousse de gianduja. Cerrar con un disco de bizcocho de aceite de oliva que se adapte al tamaño del molde y presionar ligeramente. Congelarlo. Fundir 100 g de chocolate con leche en el microondas hasta unos 40 ºC. Verter sobre una superficie fría y lisa que se pueda meter en el congelador. Estirar con una espátula, procurando que quede un poco más grueso que la lámina de chocolate. Cortar un rectángulo con un cuchillo lo bastante ancho como para envolver el pastel y un poco más alto que éste (1 o 2 centímetros). Una vez congelado el pastel, desmoldar y envolver con el chocolate preparado anteriormente. Colocar encima del pastel unos trozos de mango, una uva partida, una frambuesa con azúcar glas, moras, fresas cortadas y, por último, una hojita de menta frita.

Fuente: hola.com