+34 616 98 48 60 / +34 960 036 234

Por

|

Esp

|

Eng

|

Envío gratis en pedidos superiores a 49,95

0

Hacer chocolate a la taza

El chocolate a la taza es una tradición en Europa. Lo consumimos caliente y nos reconforta cuerpo y espíritu.

 Esta bebida fue el origen del conocimiento del cacao por los exploradores europeos que lo degustaron en Mesoamérica en el S.XVI. Los pobladores de estas zonas lo tomaban como bebida energizante y estimulante solo consumida por las élites y usada también en rituales religiosos.


Detalles sobre la historia del chocolate los podeis leer en nuestra web, no dedicaremos ahora espacio a ella.

Solo decir que los granos de cacao se tostaban y molían y se mezclaban con agua, chile, clavo, canela,… consiguiendo una bebida que se batía para formar espuma y se degustaba así.



Hacer chocolate a la taza

 Un cacao de calidad tiene materia grasa suficiente para espesar el chocolate sin necesidad de harinas. Solo es cuestión de añadir cacao en cantidad suficiente y dejarlo hervir a fuego muy bajo moviéndolo hasta que toma cuerpo.

Es muy importante elegir un buen cacao para tener un buen chocolate a la taza.

 El cacao es un alimento energético y lleno de propiedades que se mantienen si no está alcalinizado.

 La alcalinización es un proceso químico que se realiza para eliminar la acidez de los cacao de poca calidad y para darles un color más rojizo.

 Este proceso es innecesario si el cacao es fino de aroma, es decir, aromático y sin astringencia.


La preparación de esta bebida es sencilla pero deben tenerse en cuenta algunos detalles importantes para conseguir su máximo sabor.

Como hemos dicho, la base principal es tener un buen producto, ya sea cacao en polvo 100% o un granulado/polvo preparado para chocolate a la taza.

Os ofrecemos posibilidad para preparar tres tipos de chocolate a la taza y como norma general para todas ellas hacemos estas consideraciones previas:

- Si has comprado un mal cacao obtendrás un chocolate a la taza con poco aroma, astringente y amargo en exceso. Compra siempre chocolate con alto contenido de cacao, poco azúcar y sin harinas o espesantes. De este modo tú controlas la cantidad de añadidos que tiene tu taza de chocolate.

- Utlizar como base leche de cualquier tipo o agua

- Añadir a la base vainilla natural para aromatizarla e infusionarla. Si gusta alguna otra especia como la nuez moscada, cardamomo canela, clavo, chile o ralladura de naranja, este es el momento.

-Añadir a la base y el cacao una porción (unos 50 gr) de una buena tableta de chocolate que nos  guste especialmente y que le aporte sus propios matices. Podemos ponerle una porción de chocolate 100% para dar más intensidad, una porción de chocolate de Indonesia que le dá un punto ácido, una porción de chocolate de Rep. Dominicana con notas afrutadas, etc... cientos de posibilidades.

 - Dejar reposar el chocolate que hemos preparado durante al menos ocho horas en frio. Este paso es muy importante porque los aromas y matices del cacao y las especias que se le añaden se intensifican y afloran con el reposo. Como se decía antes: hacer de hoy para mañana o hacer de víspera.

Era la bebida de las élites y de las ceremonias rituales. Todavía hoy se desgusta un chocolate a la taza los dias de "fiestas patrias" en todo latinoamérica.

Al pasar a Europa, la bebida pierde los componentes picantes y gana azúcar para hacerla dulce. Se toma espumosa pero caliente y se puede hacer con agua o enriquecer con leche, crema de leche,… según el país donde se adopta.


La llegada del chocolate a la taza se hizo de mano de los conventos y la realeza. Pronto se mezclá con leche y azúcar para darle más contenido graso y más espesor.


En España tomamos un chocolate a la taza con mas cuerpo que en otros lugares de Europa y qué decir de EEUU.



Hacer chocolate a la taza

RECETAS


1. Chocolate con base de cacao 100%

Se trata de un chocolate elaborado con cacao puro 100%, por tanto, lo que destaca es el intenso sabor a cacao con todos sus matices.

Calentamos un litro de leche entera (o la que prefieras)  o cualquier tipo de leche que nos guste y le añadimos la vainilla de Madagascar natural abierta por la mitad o las especias que decidamos para que infusionen.

Si el cacao es aromático no le añadiremos especias. 

Como opción, se añade una porción de chocolate de nuestro gusto que le aporte matices afrutados, cítricos, etc...

Disolvemos 100gr de Cacao en polvo Plantacion de Pralus, Amedei o Marou sin Alcalinizar para un sabor a cacao intenso  (Marou para los que gusten del cacao mas frutal) en la leche muy caliente moviéndolo hasta que se disuelva el cacao y espese.

Para los que gusten de un preparado más consistente pueden sustituir 200ml de leche por 200 ml de nata líquida.

Este cacao no tiene azúcar por lo que habrá de añadirle al gusto azúcar (unos 70gr) o el edulcorante que más nos interese.

Este es un cacao de gran intensidad por lo que es el ideal para los amantes del chocolate a la taza intenso.

Al no incorporar harinas, da lugar a un chocolate untuoso, apto parapersonas con intolerancia al gluten y la lecitina, diabéticos, etc.

Esta misma receta tendrá una variación "azteca" si en lugar de leche y nata solo ponemos agua y le añadimos un poquito de picante como cayena, unos granos de pimienta rosa, clavo, cardamomo,... infusionamos en el agua y colamos.

A ese agua le añadimos 120gr de cacao en polvo y 85gr de azúcar haciendolo cocer a fuego lento durante unos minutos para que espese.

Finalmente servimos y ponemos unas escamas de sal encima.
Una delicia sin calorías!...

Hacer chocolate a la taza

2. Chocolate con base de Preparado para chocolate a la Taza

Para preparar este chocolate partimos de preparados en los que el maestro chocolatero ya ha creado una receta y ha incluído vainilla, cacao en porcentajes diferentes (generalmente en torno al 70%) y azúcar.

Utilizamos el contenido de un Bote de Cacao Show de Pralus del cual tomamos 70 gr y los disolvemos en un litro de leche entera muy caliente, llevando a ebullición suave hasta que se disuelva y espese.

Si deseamos mas intensidad añadiremos más cantidad de polvo.

Pueden añadirse especias o chocolate al gusto aunque, como hemos indicado, esta formulación ya lo incluye.

Este chocolate tiene poco azúcar añadido y una gran intensidad. Si desea un sabor más dulce se tendrá que añadir azúcar.

Para los que quieran de un preparado más consistente pueden sustituir 200ml de leche por 200 ml de nata líquida.

Para aquellos que deseen un chocolate más suave, se recomienda añadir a 1 litro de leche solo la mitad del paquete. No obstante, con esta formulación obtendremos un chocolate a la taza menos espeso al no incorporar harinas.

3. Chocolate a la taza para Alérgicos y Veganos

Por último, partiendo de la primera receta hecha con cacao en polvo puede convertirse en vegana o apta para cualquier intolerante si sustituimos:

manteca de cacao en lugar de nata

agua o "leches" vegetales en lugar de leche de vaca

De este modo el chocolate no tendrá láctosa, gluten, frutos secos,... o cualquiera de los alérgenos habituales.


Admite especias de cualquier tipo para darle un toque personal.

 

En Europa, el chocolate a la taza se toma caliente pero nuestro consejo, muy importante, es que no se consuma recién hecho. Recordemos que es fundamental preparar el chocolate y dejarlo reposar en la nevera durante al menos 8 horas. Después se calentará la parte que se vaya a consumir o se utilizará como una crema o mousse para diferentes preparaciones.

 

Esta crema de chocolate fria pueden utilizarse en mil postres postres:

- con yogurt griego

- con helado

- con fruta

- con flan, natillas, panacotta,...

- como acompañamiento


En nuestra página "No solo chocolate a la taza" os ofrecemos algunas ideas y en nuestras " Recetas chocolate " podeis ver más aplicaciones.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.
Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.
Aceptar