+34 616 98 48 60 / +34 960 036 234

Por

|

Esp

|

Eng

|

Envío gratis en pedidos superiores a 50

0

Propiedades del Cacao

Cóctel de beneficios en un solo fruto.   

El Cacao es uno de los alimentos más ricos y completos que la naturaleza nos ofrece. Sus propiedades beneficiosas eran ya bien conocidas por los antiguos pobladores de Mesoamérica que los utilizaban como medicina y alimento energizante. ¿Porqué?.

La respuesta la obtenemos hoy gracia a los avances científicos que permiten conocer la composición nutricional del cacao.

Recientemente se ha evidenciado que los flavonoides del cacao y sus derivados presentan una gran variedad de acciones beneficiosas  que podrían ser de utilidad para mejorar el funcionamiento vascular y así prevenir o atenuar el desarrollo de hipertensión, disminuyendo el riesgo de enfermedad cardiovascular, accidentes cerebro-vasculares y enfermedades degenerativas.

 

Eso se debe a que el cacao es un fruto rico en polifenoles, abundantes también en la soja, los cítricos o los frutos rojos, principalmente del grupo de los flavonoides, conocidos ya en el te verde, el vino tinto o la granada.

 

Estos flavonoides,  junto con otros componentes del cacao, realizan:

• Acción antioxidante protectora frente a los radicales libres y frente a otras partículas degenerativas, previniendo así la oxidación de las LDL. Si el LDL se oxida, la arteria se endurece y la placa se adhiere a ella.

• Modulador de la homeóstasis vascular, inhibiendo la agregación plaquetaria en las arterias, es decir, dificultando la formación de trombos.

• Estimulante de la producción de óxido nítrico, gas que en el interior de las paredes arteriales relaja y ensancha las arterias, lo que permite el fácil flujo de la sangre y la menor presión sanguínea.

• Actúan sobre los vasos sanguíneos que, dilatados, hacen aumentar el flujo de sangre al cerebro. De allí un aumento del oxígeno y de los azúcares permitiría al cerebro trabajar mejor

• Aumenta los niveles de HDL (“colesterol bueno”), necesario para contrarrestar el LDL.

• Disminución de la producción o los efectos oxidantes a causa de radicales libres, lo que implica mejora de la piel.

• Previene el envejecimiento prematuro y modera los síntomas de la menopausia.

 

Dos cucharadas de cacao natural tienen más capacidad antioxidante de cuatro tazas de té verde, 1 taza de arándanos o un vaso y medio de vino tinto.

Los antioxidantes protejen a nuestras células de la acción de las moléculas dañinas llamadas radicales libres, formadas por oxígeno en forma inestable. Este daño se cree que es una causa en origen de muchas enfermedades crónicas. Los antioxidantes neutralizan los radicales libres.

Los radicales libres son un elemento natural, pero a medida que envejecemos los antioxidantes naturales "oxidan" y por tanto degeneran nuestro cuerpo. La mejor manera de contrarestar la oxidación es reccargar nuestras pilar de antioxidantes a través de la dieta.

Todo esto está muy bien explicado en el libro de la Doctora Martín Arribas (CSIC-ICTAN) 

 

La industria somete al cacao (generalmente de baja calidad) a un proceso de Alcalinizacion por el cual se consigue dos efectos:

1. bajar la acidez y astringencia del producto

2. mejorar su solubilidad en líquido

3. conseguir una gama de colores variadas para dar opción a la repostería

Este proceso, ideado por Van Houtten se ha ido perfeccionando con alcaloides del tipo "carbonatos" o "bicaronatos" de sodio, potasio, amonio,... y agua a alta temperatura.

Pero este proceso, además de camuflar la baja calidad del cacao, lo que hace es que este pierda gran parte de los antioxidantes naturales que posee, se estima que cerca del 60% desaparece.

Por esto, es muy importante consumir cacaos sin alcalinizar, para que todas las ventajas descritas no se pierdan y nuestra salud se mantenga.

Por supuesto, la industria conoce el mensaje y nos bombardea con nuevos productos “no alcalinizados” pero realmente no son cacaos 100% sin procesar sino que son compuestos que llevan algo de cacao.

Recomendamos siempre consumir cacaos de pequeños productores que no trabajan en alcalinización. Si es un buen cacao fino de aroma lo reconoceremos por su color marron claro, nunca rojizo ni oscuro.

Este cacao fino no necesita alcaloides porque no es ácido, amargo ni astringente.





Propiedades del Cacao

Recientemente se ha evidenciado que los flavonoides del cacao y sus derivados presentan una gran variedad de acciones beneficiosas  que se pierden con el proceso de Alcalinización.

Este proceso está permitido por las autoridades y según la legislación del siguiente modo: 

"el cacao en polvo desgrasado o no, pueden alcalinizarse exclusivamente por uno o varios de los productos siguientes: Carbonatos alcalinos, hidróxidos alcalinos, carbonato de magnesio, óxido de magnesio, soluciones amoniacales, siempre que la cantidad de alcalinizante añadida expresada en carbonato de potasio, no sobrepase el 5 por 100 de la masa de la materia seca y desgrasada.

Se permite la adición de ácido cítrico o ácido tartárico a los productos así tratados en una proporción que no sobrepase el 0,5 por 100 de la masa total del producto.

El contenido máximo en cenizas del producto será del 14 por 100 de la materia grasa desgrasada, si el producto ha sufrido el tratamiento previsto más arriba."

 

 Con este tratamiento como hemos dicho y queremos repetir, se enmacara la acidez y astringencia, los defectos de postcosecha, fermentación, mohos,... y todo lo que un cacao de baja calidad conlleva.

 

Por tanto, si se pierden con la alcalinización del cacao más de la mitad de sus propiedades antioxidantes,  estamos quitando el contenido de alimento al producto.

 

Recomendamos siempre, COMPRAR CACAO SIN ALCALINIZAR

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.
Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.
Aceptar