+34 616 98 48 60 / +34 960 036 234

Por

|

Esp

|

Eng

|

Envío gratis en pedidos superiores a 50

0

Michel Cluizel

En los años 40, en un pequeño pueblo del sur de Normándía, la familia Cluizel ya elaboraba chocolate. Desde Danville hasta el mundo, Michel Cluizel hizo crecer el pequeño negocio familiar.

Es uno de los pocos chocolateros que sigue el proceso desde el origen hasta el consumidor final. En Cluizel nos explican cual es la diferencia entre el buen y el mal chocolate y el porqué de su precio:

"...Más allá de los pasos de fabricación hay en el mercado, chocolate y  chocolate. La elección de las materias primas, recetas, procesos, trazabilidad y compromiso con la calidad son los principales criterios que explican las diferencias en la calidad, las diferencias de gustos y diferencias de precios..."

En los años 70 su fábrica creció y en los 80 inició la exportación a Estados Unidos. Poco despúes, el gran hombre que dió nombre a la marca desapareció y sus hijos han continuado mejorando si cabe su legado.

La tienda de París, abierta en 1987 en la rue St Honore era su escaparate al mundo y a todo el turista que visita la ciudad A esta le han seguido otras como la del Marais y. desde hace pocos años, su espacio gastronómico "Un dimanche a Paris" es el lugar ideal de cualquier chocoadicto. Aquí se puede vivir la experiencia del chocolate en todas sus facetas.


Michel Cluizel se decide por un chocolate puro, sin aditivos de lecitina, utilizando azúcar de caña y cacao.

El cacao se busca en origenes diferentes y se selecciona de plantaciones especiales, un único origen, una plantación, creando así una línea de tabletas Plantación que conforman una cata excepcional.

La gama se compone de:

• Mokaya, 66%, Mexico
Notas de frutas, potente aroma a cacao, mezclado con notas de frutos secos.

• Los Ancones, 67%, Santo Domingo
Complejo de sabores de fruta fresca como albaricoque, melocotón y aceite de oliva.

• Vila Gracinda, 67%, Santo Tomé
Notas terrosas, regaliz, fruta tropical que equilibran estos sabores.

• Mangaro, 65%, Madagascar
Gama de cítricos con una nota de jengibre que le confiere profundidad y carácter.

• Maralumi, 64%, Papua-Nueva Guinea
Levemente picante con notas frescas de plátano verde y ácido, junto con notas de grosella.

• Mangaro Lait,50%, Madagascar
El sabor único del chocolate negro Mangaro matizado por la leche que le confiere cremosidad.

• Maralumi Lait, el 47% de cacao, leche sola barra de bienes (Papua Nueva Guinea)
El sabor único del chocolate negro Maralumi, con notas de bayas. Junto con la leche con malta que le da mas dulzor.


Pero no solo el cacao se selecciona. En Cluizel prestan especial atención a esos otros componentes de sus chocolates: avellanas, almendras, pistcahos, maranjas, cerezas, ... cada uno de estos frutos se recolecta, almacena y procesa con atención especial a su grado de maduración y al producto que se quiere conseguir.

Todos estos procesos dan lugar a la calidad que ustedes como consumidores se merecen.

Link a video  

Michel Cluizel
Michel Cluizel
Michel Cluizel
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.
Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.
Aceptar